La defensa de los derechos humanos en la Montaña de Guerrero se hace con el corazón por delante ¡Siempre cuesta arriba y con la fuerza de los pueblos!.

¡Se parte de este movimiento por la igualdad y la justicia!

PROGRAMA DE RADIO | Crímenes del pasado, violencias del presente en Guerrero: El Charco y el «Comandante Toño»

 

Escucha el programa de radio Tlajtoltlapalehuilistli «La palabra que ayuda»:

Crímenes del padado, violencias del presente en Guerrero: el caso de El Charco y Antonio Vivar

 

En estos tiempos donde las relaciones de poder están investidas, nos encontramos en un escenario donde la gente muere, donde la economía se coloca por encima de la vida, sin embargo, se hace creer que se lucha por la salud falseando la verdad de que el sistema capitalista, patriarcal y colonialista es la alternativa cuando es falso. Muchas personas buscan regresar a la «normalidad», pero significa volver a lo mismo con el racismo, el olvido de las comunidades indígenas, la violencia feminicida, en fin, socavar las democracias que poco a poco mueren con las elecciones democraticas de personajes caciques, déspotas  y antidemocraticos. En tiempos de la pandemia recordamos la masacre de El Charco y la ejecución de Antonio Vivar en Guerrero.

Programa de radio Tlajtoltlapalehuilistli «La palabra que ayuda». Los crímenes del pasado son crímenes del presente. El derecho a la no repetición sólo podría tener visos de esperanza cuando los gobiernos castiguen a los responsables en el caso de la masacre de El Charco, acaecida el 7 de junio de 1998, y la ejecución arbitraria de Antonio Vivar, estudiante asesinado por un policía federal el 7 de junio de 2015. Lejos de hacer justicia, a lo largo de la historia de México y del estado de Guerrero predomina la impunidad. El esclarecimiento de los crímenes del pasado puede ser una ventana infinita de posibilidades para que la verdad, sobre todo en el tema de las desapariciones o asesinatos de personas, habite en los corazones de las familias que luchan para saber del paradero de sus seres queridos. Aguas Blancas y El Charco son los crímenes de la historia reciente de Guerrero, repetido en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. La reedición de la violencia del Estado con otros rostros.