ACCIÓN URGENTE «REFORMA PONDRÍA SEGURIDAD EN MANOS DE MILITARES»

 19 de diciembre de 2018
Diputados y diputadas del Congreso mexicano podrían aprobar un dictamen de reforma constitucional otorgando a las fuerzas armadas la labor de seguridad pública, originalmente responsabilidad de las policías. Con esta reforma, las fuerzas armadas se mantendrían en las calles de México permanentemente. El dictamen de reforma se somete a votación en la Cámara de Diputados.
El 14 de diciembre, los miembros de la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados finalizaron el texto de un dictamen que ahora se someterá a votación de esta Comisión de redacción y probablemente al pleno de la Cámara de Diputados en los próximos días. El dictamen modifica trece artículos de la Constitución mexicana para crear una nueva fuerza de seguridad pública llamada «Guardia Nacional» que estaría integrada por las fuerzas armadas (Ejército y Marina), e incluiría el papel de la Policía Federal bajo un modelo militar. Si se aprueba, el proyecto de ley pasará al Senado para su discusión y votación.
A pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió el 15 de noviembre que el empleo permanente de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública es inconstitucional, varios legisladores mexicanos respondieron, presentando una iniciativa para cambiar la Constitución y eximir a los miembros de la propuesta “Guardia Nacional” de la norma constitucional bajo el Artículo 129 que prohíbe el uso de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública, excepto en tiempos de guerra.
Además, la propuesta de Reforma Constitucional carece de suficientes mecanismos de supervisión de las acciones de las fuerzas armadas, pasa por alto la urgente necesidad de fortalecer las instituciones civiles de policía, y en su lugar propone que la Policía Federal sea parte de la «Guardia Nacional», integrada por fuerzas militares. En un documento separado, el Poder Ejecutivo ha esbozado planes para asegurar que la «Guardia Nacional» esté bajo el control de la Secretaría de la Defensa Nacional y reciba entrenamiento militar. Finalmente, la reforma constitucional ampliaría los poderes de la «Guardia Nacional» para realizar funciones policiales y abriría la posibilidad para que ésta ejecute órdenes judiciales y otras tareas que hasta ahora estaban expresamente reservadas a las instituciones policiales civiles.
Escriban inmediatamente,en español, en inglés o en su propio idioma, a los y las legisladores mexicanos: Instándoles a rechazar la Reforma Constitucional que modificaría trece artículos de la Constitución para crear la «Guardia Nacional».
ENVÍEN LLAMAMIENTOS DESDE AHORA HASTA 30 DE ENERO DE 2019 A:
Presidente de la Junta de Coordinación
Política de la Cámara de Diputados
Dip. Mario Delgado Carrillo
Av. Congreso de la Unión 66Col El
Parque, Del. Venustiano Carranza C.P.
15969, Ciudad de México, México
mario.delgado@diputados.gob.mx
Twitter: @mario_delgado1
Tratamiento:
Estimado Diputado.
Cámara de Diputados
Dip. Porfirio Muñoz Ledo
Av. Congreso de la Unión 66Col El
Parque, Del. VenustianoCarranza C.P.
15969, Ciudad de México, México
porfirio.munozledo@diputados.gob.mx
Twitter: @PMunozLedo
Tratamiento: Estimado Diputado
Presidenta de la Comisión de Puntos
Constitucionales.
Dip.Miroslava Carrillo Martínez
Av. Congreso de la Unión 66Col El
Parque, Del. Venustano
Carranza C.P.
15969, Ciudad de México, México
miroslava.carrillo@diputados.gob.mx
Twitter: @MiroslavaEdomez
Tratamiento: Estimada Diputada. 
REFORMA PONDRÍA SEGURIDAD EN MANOS DE MILITARES INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
Desde 2006, diferentes administraciones mexicanas han empleado una estrategia de seguridad pública basada en un modelo militar como la principal respuesta a la amenaza del crimen organizado y los cárteles de la droga. Esto a pesar de la clara evidencia de que esta estrategia no ha logrado garantizar la seguridad de la población durante más de una década desde que el ejército fue desplegado en las calles de México. El número de soldados y marinos desplegados para tareas de seguridad pública ha aumentado considerablemente, pero esto no ha contribuido a reducir la violencia y la delincuencia en el país. La larga lista de quejas por violaciones graves de los derechos humanos sigue aumentando, incluidas las ejecuciones extrajudiciales, la tortura y las desapariciones forzadas.
El año 2018 terminará siendo el año más violento de las últimas décadas , a pesar del incremento de la presencia de militares en las tareas de seguridad pública. Las fuerzas armadas no son adecuadas para las funciones policiales, ya que su formación se centra en la eliminación de un enemigo más que en garantizar la protección de la población y el uso de la fuerza como último recurso, como es el caso de las instituciones policiales civiles.
Amnistía Internacional publicó recientemente un documento con nombre “La Guardia Nacional del Presidente López Obrador:
Cinco Realidades que hay que saber
”( https://www.amnesty.org/en/documents/amr41/9578/2018/en/).