BOLETÍN | Omisos Gobierno Federal y el Gobierno de Guerrero para garantizar el derecho a la alimentación de familias damnificadas

 

Omisos Gobierno Federal y el Gobierno de Guerrero para garantizar el derecho a la alimentación de familias damnificadas

Tlapa de Comonfort, Guerrero a 21 de diciembre de 2016.

El Consejo de Comunidades Damnificadas de La Montaña de Guerrero denuncia la omisión del Gobierno Federal y el Gobierno Estatal en el cumplimiento de los acuerdos del 7 y 8 de junio de este año para garantizar el derecho a la alimentación, salud, educación y vivienda digna de las familias damnificadas luego del desastre natural provocado en septiembre de 2013 por las tormentas Ingrid y Manuel.

No han entregado maíz y frijol en esta tercera etapa con el argumento de que los recursos son insuficientes y por ello no se garantizaría el compromiso asumido en el mes de junio en la Secretaria de Gobernación. Con Manuel e Ingrid inhabilitaron sus tierras de cultivo y varias comunidades siguen viviendo en lugares de alto riesgo ante la desatención de las autoridades para cumplir con los planes de reubicación de acuerdo a los dictámenes de Protección Civil del Estado.

Por otra parte la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y la Comisión Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) se han desentendido de la población damnificada y se han hecho cómplices de las empresas que recibieron sumas millonarias para construir las viviendas y que dejaron a medio construir varias casas y otra gran parte sólo dejaron algunos carros de arena y una centena de blocs.

El Consejo de Comunidades Damnificadas tiene un censo de 4600 viviendas que sufrieron daños totales y parciales y que la misma SEDATU registro en su base de datos para programar su construcción, sin embargo los funcionarios de esta dependencia han evadido su responsabilidad dando un trato discriminatorio a las familias indígenas damnificadas.

Ante este panorama adverso el consejo ha emplazado al Gobierno Federal y Estatal para que cumpla a cabalidad con la entrega de granos básicos a más 16 mil familias indígenas de la montaña. Demandan a la SEDATU que atienda de manera prioritaria a las familias que siguen viviendo en casas semiderruidas para que se cumpla con el compromiso de construir las viviendas que desde septiembre de 2013 están inhabilitadas. Las familias no cuentan con una vivienda digna a causa del fraude descomunal causado por las empresas constructoras que siguen gozando de impunidad.

Atentamente

Consejo de Comunidades Damnificadas de La Montaña de Guerrero

Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *