COMUNICADO | Coordinación Alemana condena la criminalización de defensores del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa la Parota así como las amenazas y difamaciones a los integrantes del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Stuttgart, Acapulco (Guerrero, México) 3 de marzo de 2018

 

Coordinación Alemana condena la criminalización de defensores del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa la Parota así como las amenazas y difamaciones a los integrantes del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

La Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México, red de 15 organizaciones e instituciones alemanas que velan por los derechos humanos en México, visitó este sábado 3 de marzo junto con el equipo del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan el Centro de Reinserción Social de “las Cruces” en Acapulco, Guerrero. En su visita se reunieron  con los 25 detenidos de los hechos del 7 de enero del 2018, destacando entre sus miembros el vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP) Marco Antonio Suástegui Muñoz y su hermano Vicente.

La Coordinación Alemana escuchó los testimonios de las restricciones que enfrentan dentro del Centro de Reinserción Social, como su derecho a la salud pues muchos de ellos relataron que no reciben atención médica y que no existe abasto de la medicación necesaria para atenderse. Además permanecen encerrados hacinados y sólo les permiten salir alrededor de 15 minutos al día, sin tener acceso a actividades recreativas, deportivas y laborales que son  derechos a los que toda persona en situación de reclusión se le debe de garantizar y con el que el resto de la población cuenta. Las familias de los 25 detenidos también resaltaron que presentan obstáculos para visitarlos o comunicarse con ellos pues además de no dejar que ellos puedan marcarles, en los días de visita enfrentan obstáculos que les restan tiempo con sus familiares.

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan (CDHM Tlachinollan), representante legal de los detenidos, sostiene la comisión de graves violaciones contra los derechos humanos de integrantes del CECOP y que dichas detenciones se enmarcan en una estrategia de criminalización del proceso comunitario para frenar la oposición al proyecto hidroeléctrico La Parota. Por su vinculación en la defensa legal del caso los abogados del CDHM Tlachinollan han sido blanco de amenazas y difamaciones. Además su legítima labor reconocida internacionalmente y sus espacios de actuación se ven obtaculizados y limitados.

En Guerrero persiste una falta de garantías así como de condiciones adecuadas para que las organizaciones de la sociedad civil puedan ejercer su derecho a defender los derechos humanos.

En este contexto y ante la intensificación de la evidente crisis de derechos humanos en el Estado de Guerrero, la Coordinación Alemana insta a las autoridades mexicanas y guerrerenses a:

– garantizar a los presos, de acuerdo al reglamento del Centro de Reinserción Social de “las Cruces”, el derecho a la salud y atención médica, así como al trabajo para poder realizar actividades remuneradas y poder seguir proveyendo a sus familias;

– agilizar el acceso de los familiares al penal respetando el tiempo destinado durante sus visitas;

– asegurar la investigación efectiva e imparcial de los hechos y de las graves violaciones de derechos humanos cometidos durante el operativo.

– garantizar una investigación imparcial y efectiva conforme al debido proceso legal de los 25 presos de la CECOP;

– establecer garantías y condiciones para que las organizaciones de derechos humanos puedan realizar su labor en la defensa de derechos humanos en Guerrero.

Por último, la Coordinación Alemana expresa sus condolencias y solidaridad con los familiares de las víctimas de estos hechos.

 

Contacto: Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México

Carola Hausotter, E-Mail: mexmrkoordination@gmx.de