Comunicado | Exigimos la presentación con vida de Gonzalo Molina

Como Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, expresamos nuestra solidaridad con la señora Hortensia Honorato esposa de Gonzalo Molina, promotor de la policía comunitaria de Tixtla, Guerrero. De acuerdo con información proporcionada por organizaciones sociales que le acompañan, el 26 de marzo del 2019, cuando Gonzalo Molina con 3 miembros de su familia se desplazaban en un uber, en la Ciudad de México, de manera repentina se perdió la comunicación, sin saber nada de su paradero. Desde el pasado de 28 de febrero, día que obtuvo su libertad, Gonzalo optó por salir del estado, ante las amenazas telefónicas que empezó a recibir, a causa del trabajo que ha realizado y por su denuncia sistemática contra las autoridades que tienen vínculos con miembros de la delincuencia organizada.

Durante este tiempo aprovechó la oportunidad para recibir atención médica ante el deterioro de su salud. Dió el testimonio de su lucha con estudiantes de la UNAM. También concedió algunas entrevistas con medios de comunicación, remarcando la situación de violencia que se vive en el estado y el patrón de criminalización que sigue vigente contra los defensores comunitarios.

Gonzalo Molina fue detenido en octubre del 2013 en un aparatoso operativo policiaco para presentarlo ante la opinión pública como un delincuente de alta peligrosidad. Ha sido un férreo defensor del sistema de seguridad y de justicia comunitario y un compañero solidario con las personas que han sido detenidas injustamente. Gonzalo Molina enfrentó 7 procesos penales; por secuestro, portación de armas, terrorismo y por lesiones agravadas. Fueron delitos infundados que tuvieron como consigna someterlo y silenciarlo. Lo trasladaron al penal de mediana seguridad de Miahuatlán, Oaxaca para aislarlo y dejarlo en total indefensión.

Gonzalo desde hace más de dos décadas mantiene un compromiso firme en la defensa  de los derechos de las comunidades, que sufren el asedio de los grupos de la delincuencia organizada y la amenaza de los proyectos mineros. En la ciudad de Tixtla denunció la colusión que existe entre grupos de la delincuencia y agentes del estado. Esta descomposición de las instituciones de seguridad, lo llevó a promover la conformación de la policía comunitaria en el barrio del Fortín. Ante la detención arbitraria de Nestora Salgado, por parte de la marina y del ejército, Gonzalo Molina encabezó varias protestas para exigir su libertad. Estas movilizaciones que se articularon con los  policías comunitarios de la casa de justicia de el Paraíso Municipio de Ayutla, propiciaron que el gobierno del estado focalizara su persecución contra los líderes más visibles como Gonzalo Molina y Arturo Campos.

La postura desafiante de Gonzalo Molina, ante la estrategia emprendida por el gobierno de criminalizar la lucha social, dieron pie para que lo acusaran de terrorismo, justificando su traslado fuera del estado de Guerrero. A pesar de esta persecución Gonzalo ha defendido en todo momento el sistema de justicia comunitario, reivindicando su autonomía y el derecho que tienen los pueblos a organizarse, tomando como base jurídica los derechos colectivos reconocidos a nivel nacional e internacional.

El caso de Gonzalo como los de Marco Antonio Suástegui y Arturo Campos, son ejemplos claros de cómo se utiliza el aparato de justicia para castigar a quienes defienden los derechos del pueblo.

Se les coloca en primer plano como un peligro para la estabilidad social y política. se estigmatiza su compromiso con la población más desprotegida y se fabrican historias para desacreditar su lucha legítima, fincada en el ejercicio de los derechos colectivos.

El pasado 28 de febrero Gonzalo Molina fue exonerado de los delitos que le imputaron, demostrando que su encarcelamiento estuvo alentado por razones políticas. Evidenció que el sistema de justicia estatal en lugar de reconocer el trabajo de los defensores les da un trato de delincuentes para denigrar su lucha y desalentar la organización comunitaria.

Exigimos a las autoridades realicen los trabajos de búsqueda de manera inmediata, oportuna, transparente y con base a información útil y científica para lograr la presentación con vida de Gonzalo Molina y los 3 miembros de su familia, así como las garantías de seguridad para su esposa y demás hijos.