Nota Informativa | El grito de la verdad y la justicia

Iguala de la Independencia, Guerrero, a 27 de diciembre de 2018.  “Como ven aquí seguimos a 51 meses que el gobierno nunca quiso dar respuesta, sin embargo, aquí seguiremos las veces que sea necesario para saber la verdad de donde están nuestros hijos. Con la caravana le queremos decir al gobierno, que se entere que seguimos buscando a nuestros hijos y que no nos vamos a cansar de buscarlos. Un padre, una madre no abandona a su hijo sino se le ama y por el amor que les tenemos seguiremos buscándolos”, afirmó Doña María Concepción Tlatempa Colchero, madre de Jesús Jovani Rodríguez Tlatempa, quien cumplió años el 24 de diciembre, en el último día de la caravana La esperanza renace al inicio del acto político en la estela de luz de Julio César Mondragón Fontes.

Justo en la estela de luz de Julio César Mondragón, donde yacía su cuerpo y desollado del rostro, Don ELeocadio Ortega, padre de uno de los 43 estudiantes desaparecidos, le hizo un rezo como se acostumbra en las comunidades indígenas al tiempo de poner la ofrenda floral.

Hay mucho dolor porque no están sus hijos, porque en esta Navidad las madres y los padres no pueden festejar, más aún cuando los buenos recuerdos con sus hijos les embargo la existencia, pero dijeron que seguirán con la esperanza para volver a abrazarlos porque ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! al unísono gritaron las madres, padres, estudiantes de la normal de Ayotzinapa y organizaciones de Iguala.

Después de la exigencia e justicia en la estela de luz de Julio César Mondragón, todos se trasladaron donde fueron asesinados los estudiantes de Ayotzinapa Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo donde de igual forma se llevó a cabo el rezo para que se conozca la verdad y se haga justicia sobre los hechos de la noche fatídica de Iguala.

Las madres y los padres de Ayotzinapa dijeron que la anterior administración siempre sostuvo la “verdad histórica” que para ellos es una mentira porque los organismos internacionales demostraron científicamente que los estudiantes normalistas no se sabe de su paradero y que se debe investigar. La caravana La esperanza renace tuvo como fin exigir la aparición con vida de los 43 jóvenes. También comentaron que hay una nueva etapa con la creación de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia sobre el caso Ayotzinapa y esperan que el actual gobierno profundice en las investigaciones para llegar al paradero de los 43, que es lo más importante.

Doña Hilda Leguideño, madre de Jorge Antonio Tizapa Leguideño, estudiante desaparecido en 2014, comentó que “desgraciadamente hemos tenido que salir a las calles en busca de nuestros hijos ya que Peña Nieto lo único que hizo fue obstaculizar las investigaciones. El gobierno anterior defendió la mentira histórica, pero por eso seguimos en la lucha y no podemos quedarnos callados ni en nuestras casas como si nada hubiera pasado, son nuestros hijos. A partir del 26 de septiembre nos vimos obligados por el Estado a salir a las calles porque queremos verdad. Queremos a nuestros hijos, queremos verlos de regreso. Más de 38 mil personas desparecidos en México y el gobierno dice que no hay desaparecidos. Tener un ser desaparecidos es como perder la vida misma”

Madres y padres afirmaron que seguirán la lucha hasta que aparezcan sus hijos y dijeron que en los próximos días van a platicar para planear las siguientes movilizaciones.