Nota Informativa | Entre la esperanza y la incertidumbre: despliegue de búsqueda para encontrar a Arnulfo

Tlapa  de Comonfort, Guerrero, 12 de noviembre de 2019. La incertidumbre sobre el  paradero de Arnulfo Cerón Soriano, defensor de derechos humanos, desaparecido el 11 de octubre, continúa. A un mes de su desaparición inicia la búsqueda para encontrarlo, pero sin resultados positivos como  si el tiempo y la geografía lo hubiera ocultado. Encontrarlo y saber la verdad de los hechos es fundamental para que su familia deje el dolor de la ausencia de un hijo, un esposo y un padre.

La Comisión Nacional de Búsqueda, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas, Protección Civil, la peritos de la Fiscalía  General del Estado de Guerrero, policía federal y elementos del ejército, acompañados del Frente Popular de la Montaña y el Centro  de Derechos de la Montaña Tlachinollan peinaron el lugar denominado La Barranca Honda, en la carretera Tlapa-Marquelia, en busca de Arnulfo Cerón.

Toda esta semana será de búsqueda, del 12 al 15 de noviembre de este año. El martes, se realizó la primera búsqueda de seis puntos de la región de la Montaña dónde se sospecha que podría dar elementos para conocer el paradero del defensor. Integrantes del Frente Popular de la Montaña dejaron claro que las búsquedas en campo son para no descartar ninguna posibilidad, pero lo importante es encontrarlo con vida y “esa es nuestra esperanza”.

Recordemos que el 12 de noviembre de 2017 en Barranca Honda se encontraron poco más de 14 cuerpos de personas. Resalta que en  esta búsqueda se volvió a encontrar hallazgos que la Fiscalía procesará. ¿Cuántos cuerpos de personas más yacen entre las barrancas y en el olvido sin que las autoridades estatales y federales hagan lo suficiente ni si quiera para buscarlos sino para evitar tanta desaparición?

Arnulfo Cerón, defensor, desapareció el 11 de octubre de 2019, ya 33 días sin saber de su paradero, cuando se dirigía de su domicilio a dar una plática a los Alcohólicos Anónimos, desde entonces no se sabe nada de él.

Arnulfo Cerón nació el 18 de julio de 1972, en la comunidad de Coyahualco, municipio de Huamuxtitlán, Guerrero. Estudió la licenciatura de derecho en la Universidad Autónoma de Guerrero en el periodo 1990 a 1995 y al culminar se integró al Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, en donde colaboró durante 2 años (1995 a 1997). Además durante más de 10 años, trabajó con un despacho particular defendiendo a personas indígenas de la región, mostrando desde el inicio un profundo compromiso con las causas sociales y comunitarias. La perspectiva de los derechos humanos le cambió la mirada, sumado que él proviene de una familia de escasos recursos económicos. Se puso la piel del defensor contra las injusticias, siempre sintió el dolor y la pobreza de los Otros escarbar su existencia

¿Cuántos personas desaparecidas más habrá en Tlapa  y en México? Habría que cuestionar el estado de cosas impuesto el poder omnímodo y la delincuencia organizada. El Estado mexicano ausente cuando se trata de la empresa más grande: el narcotráfico. Esta reflexión se trae a colación porque en  este contexto de violencia y de gobiernos ausentes desaparece Arnulfo Cerón, incluso se sospecha que las autoridades locales tienen que ver con su desaparición. La pregunta entonces es si queremos vivir asediados por las bandas delincuenciales o construir una sociedad más libre. Estas líneas dejan más una incontenible rabia y desesperanza por un país y  un Estado desangrado. ¿Dónde están? Arnulfo aun no llega.

¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!