NOTA INFORMATIVA| Exigen comunidades indígenas de la Montaña de Guerrero garantías a su derecho a la alimentación

Exigen comunidades indígenas de la Montaña de Guerrero garantías a su derecho a la alimentación

  • El Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña solicita interlocución con titular de SEDESOL para recibir respuesta a una propuesta de abasto de alimento hecha desde noviembre de 2013
  • La propuesta con enfoque de derechos e interculturalidad es una respuesta concreta para prevenir una crisis alimentaria en la Montaña

Tlapa, Guerrero a 4 de febrero de 2014

Comunidades indígenas de la Montaña de Guerrero aglutinadas en el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña (CCDM) realizaron este martes una movilización en la cabecera municipal de Tlapa, centro económico de la región Montaña de Guerrero, para exigir a la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, restablecer los canales de interlocución y obtener una respuesta clara a la propuesta presentada en noviembre de 2013 por el CCDM y Tlachinollan a SEDESOL, para implementar un programa emergente de abastecimiento de granos básicos para las familias de la Montaña afectadas por las tormentas de septiembre de 2013.

Esta es una propuesta con enfoque de derechos humanos e interculturalidad – presentada a la Secretaría a través del subsecretario de Participación Social y Desarrollo Comunitario, Javier Guerrero García quien habría sido designado como enlace regional en la emergencia –  “no se trata de una política asistencial, sino de un mecanismo extraordinario de protección de derechos que hoy se encuentran en riesgo”, puntualizó Abel Barrera director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan. “Dicha propuesta representa menos del 2% del total del monto anunciado para el plan financiero dentro del ‘Plan Nuevo Guerrero’, que no contempla recursos específicos ni programas especiales para atender la crisis alimentaria que se presentará en al Montaña de Guerrero”, detalló.

Por su parte Jaime Gálvez integrante del CCDM señaló que “a pesar de los esfuerzos que hemos realizado por priorizar el diálogo y ser propositivos, la respuesta de las autoridades sigue siendo la omisión, el desdeño, el abandono y el deslinde de sus obligaciones. Así buscan evadir sus responsabilidades al reiterar en distintas ocasiones que la gente de la Montaña vivimos con hambre y en la pobreza desde siempre, por lo que no podemos demandar nuestro derecho a la alimentación; así como, tampoco reconocen la insuficiencia y falta de eficiencia de los programas implementados en algunas de las comunidades.” “La llamada ‘Cruzada contra el Hambre’ no es un programa que se haya creado específicamente para atender el desastre natural y ha despertado crisis en la Montaña debido a que su alcance es insuficiente y su instrumentación descansa en una injustificable presencia castrense en las comunidades en el estado de Guerrero.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.