NOTA INFORMATIVA | Jornada Contra la Desigualdad y la Discriminación.

 

Tlapa de Comonfort, 31 de enero de 2016. El día de hoy el consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña de Guerrero inicio la Jornada Contra la Desigualdad y la Discriminación, ante el incumplimiento del Gobierno Federal de darle continuidad a la propuesta del consejo denominada “Que llueva maíz en la montaña” centrada en el Derecho Humano a la Alimentación.

La devastación de la base productiva de las comunidades indígenas ha causado unan crisis alimentaria que se ha agudizado en los últimos años ante la falta de incentivos a los pequeños productores y la ausencia de políticas publicas de parte de las autoridades para revertir el proceso de desmantelamiento de la economía comunitaria y el empobrecimiento atroz.

Esta madrugada miles de familias salieron de sus casas procedentes de los municipios mas pobres de la montaña entre ellos: Metlatonoc, Cochoapa el Grande, Acatepec, Tlacoapa, Malinaltepec y San Luis Acatlan. Alrededor de cuatro mil personas de las 185 comunidades que conforman el consejo se organizaron para trasladarse en camionetas de redilas trayendo consigo totopos, fruta, agua y cobijas para paliar el hambre y la lluvia durante los días que dure esta jornada.

Por su parte el Presidente de la República Enrique Peña Nieto continuo con sus giras al puerto de Acapulco inaugurando comedores comunitarios, dentro de su estrategia político electoral. Este lunes 30 en la comunidad de Tres Palos, puso en funcionamiento uno de los 1200 comedores comunitarios que se instalaran en el estado de Guerrero.

Contrario a lo que demandan los pueblos de la montaña de impulsar una estrategia integral que combata de raíz la pobreza, recuperando las practicas agrícolas ancestrales que garantizaron a los pueblos indígenas una alimentación adecuada y suficiente, el Gobierno Federal ignora sus planteamientos y sigue imponiendo un modelo privatizador en sus territorios comunales.

Las comunidades indígenas aglutinadas en el consejo de la montaña se han visto obligadas a movilizarse para hacer valer su derecho humano a la alimentación y para emplazar al Gobierno Federal a que cumpla con sus compromisos de implementar la segunda etapa de la propuesta emanada de los pueblos. Por su parte Gobernación Federal ha planteado una reunión hasta la próxima semana. Esta propuesta fue rechazada por las comunidades por que entienden que es una muestra clara del desinterés y el desprecio que existe a sus demandas básicas. La decisión que han tomado las familias indígenas mantener la protesta en las entradas a la ciudad de Tlapa, por que no están dispuestos a regresar a sus casas sin tener la certeza de que en el transcurso del mes de junio inicie la dotación de granos básicos para las 16 mil familias que conforman el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña Alta de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *