Nota Informativa | La esperanza y el dolor: “Rompiendo el silencio y el olvido”

Huamantla, Tlaxcala, a 21 de febrero de 2018. Hoy en un mitin realizado por las madres y padres de Ayotzinapa dieron a conocer las tres rutas de caravanas denominada “rompiendo el silencio y el olvido” que a casi 41 meses siguen exigiendo la presentación con vida de sus hijos.

Se enfatizó en las cuatro líneas de investigación que consiste, primero, en investigar al Ejército por su participación en la desaparición de los 43; segundo, los policías de Huitzuco que fueron quienes llegaron al puente del Chipote para llevarse a estudiantes normalistas deben ser castigados; tercero, la telefonía celular que muestra la ubicación de los policías de Huitzuco, además de que se encontraban activos los celulares de los jóvenes días después de la agresión; y cuarto, el trasiego de droga de Iguala a Chicago como móvil principal de la agresión a los normalistas desaparecidos. Las madres y los padres exigen al gobierno federal y a la Procuraduría General de la República (PGR) para que siga los cuatro caminos imprescindibles para la verdad y la justicia.

La caravana Sur empezó su recorrido en Chiapas, Oaxaca, Nochixtlán, Puebla, en Huamantla y hoy estará en Cuernavaca para que se siga caminando juntos con la idea de unir las luchas. “Nosotras las madres y los padres estamos luchando por la vida de nuestros hijos, por eso andamos visitando a las organizaciones para unir los esfuerzos para ver cómo cambiar el sistema de gobierno porque el único enemigo es el gobierno. Nos desaparecen, nos encarcelan, nos asesinan y dicen que no pasa nada. Nosotros no nos vamos a retirar del movimiento porque no podemos ir a nuestras comunidades sin saber de nuestros hijos como están por eso seguimos en la exigencia de la presentación con vida de nuestros hijos. No podemos quedarnos callados”, dijo la señora Cristina Bautista en Huamantla.

Doña Concepción habló de la dilatación de las autoridades en la búsqueda con vida de sus hijos. También invitó a la Sexta Convención Nacional en la Ciudad de México el 17 y 18 de marzo de 2018.

“Es muy triste no poder abrazas a mi hijo, no saber dónde está y no poder discutir con él. No voy a regresas a Huamantla hasta encontrar a mi hijo y seguiré luchando hasta las últimas consecuencias”, palabras de Don Mario González, padre de César Manuel González Hernández, estudiante desaparecido el 26 de septiembre de 2014.

Al final del mitin convocaron a las organizaciones sociales, colectivos, a los diferentes referentes y a toda la sociedad en general por  la unidad de las luchas.

El rostro y las voces de las desapariciones en México

Otro momento de la caravana sur de las madres y padres de los 43.

Puebla, a 20 de febrero de 2018. En rueda de prensa madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, dieron a conocer información de las nulas acciones que ha realizado el gobierno federal por esclarecer los hechos. También dijeron que la desaparición de sus hijos fue orquestada por el Estado en tanto se demostró de la participación de la policía, municipal, estatal y federal así como el Ejército que desde que “salieron los estudiantes de Ayotzinapa fueron monitoreados por el C4”.

La señora Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista, uno de los 43 normalistas desaparecidos aquella noche del 26 de septiembre de 2014, señaló: “estamos a casi 41 meses de la desaparición forzada de nuestros hijos y le queremos decir al pueblo de Puebla que no tenemos respuesta por parte del gobierno. Exigimos las cuatro líneas de investigación y que la PGR no quiere avanzar solo nos han repetido el número de detenidos, pero hasta ahorita no nos han dicho dónde están nuestros hijos”.

“El acto más criminal que hiso el gobierno y que es de lesa humanidad fue desaparecer a nuestros compañeros. Nosotros tenemos el dolor que los padres de familia, coraje y desesperación que a más de tres años se sigue sin saber nada. No nos vamos a rendir, sabemos que corremos riesgo en cada esquina porque en los valles donde nosotros caminamos se ha vuelto en mares de tiburones que quieren quitarnos la vida, que quieren robar el sueño. Nosotros no queremos saber la verdad, queremos recuperar los 43 sueños que faltan en la normal y las butacas que siguen esperando a nuestro compañeros”, aseveró un estudiante de la normal de Ayotzinapa.

“En este marco de resistencias se ha agudizado la represión después de la Ley Interior de Seguridad y la Ley Mordaza que principalmente es el mandato total de la iniciativa Mérida por medio del imperialismo norteamericano, las transnacionales que se reflejan en nuestro país. En este sentido, la demanda nacional es la condena de la desaparición de los 43 normalistas. Es de este modo que se necesita una transformación radical de la sociedad”, integrante de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de octubre.

Más tarde, a las tres, inició la marcha por las calles de Puebla hasta llegar al zócalo. Las madres y padres de los 43 seguidos de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de octubre, colectivos, organizaciones y estudiantes normalistas formaron el contigente de la movilización que estuvo plagado de consignas que remomoran la exigencia de la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos forzadamente el 26 de septiembre de 2014 en Iguala.

La marcha culminó en un mitin donde diversas organizaciones y colectivos tomaron la palabra para denunciar los embates del sistema capitalista y condenaron la entrada de los proyectos extractivos de muerte.