NOTA INFORMATIVA | “No nos cansaremos de seguir exigiendo la presentación con vida de nuestros hijos”

 

Ciudad de México, 26 de octubre. Padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, estudiantes de la Normal rural “Raúl Isidro Burgos”, organizaciones y ciudadanía, marcharon del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez para exigir la presentación con vida de los jóvenes, a tres años de los hechos y ante un Estado mexicano que no presenta avances sustanciales en la investigación.

En el mitin posterior a la marcha, Cristina Bautista, mujer nahua madre de Benjamín Asencio Bautista reprochó que “el gobierno sabía muy bien que eran normalistas y aún así los atacó, asesinó y desapareció a  los 43… no nos vamos a cansar de seguir exigiendo que nos deben de presentar con vida a nuestros hijos… a estos 37 meses sabemos que hay miles y miles de familiares que no saben dónde están sus seres queridos, nosotros los padres de familia exigimos a los 43 y a los miles de desaparecidos…”.

Por su parte el padre de José Ángel, Emiliano Navarrete, quién también acudió a la tercer audiencia pública del Mecanismo Especial de Seguimiento del caso Ayotzinapa en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el pasado 24 de octubre en Montevideo, Uruguay, acusó que el gobierno no mostró en la audiencia algún avance positivo, por lo que reclamó directamente al Estado mexicano su inacción.

Recordó que “nunca le tocaron un pelo al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero”, además de estar en una posición en la que no quieren dar un paso, con una Procuraduría que cambia a cada rato de procurador, y habló del fuerte señalamiento que existe contra Zerón de Lucio, funcionario que funge ahora como secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, por las declaraciones vertidas con indolencia respecto a la supuesta verdad histórica y el caso Ayotzinapa, lo que es considerado como una falta de respeto y una afrenta a las familias de las víctimas.

Navarrete exclamó que no quedará en la impunidad el caso y que tendrían que quitarle primero la vida antes de que dejen de luchar por sus muchachos. Otra de las voces fue de un joven normalista quien habló de la represión a sus compañeros en Michoacán donde los encapsularon y golpearon. Reviró a los asistentes que en esta época el gobierno hace creer que nos respetan y tenemos plena libertad pero no es así ya que quien se expresa no esta exento de la represión física, desaparición forzada, del asesinato o del secuestro.

Otros participantes hablaron del escenario de violencia que vive el país como el caso de la organización campesina “Vicente Guerrero”  que condenó el asesinato del líder social Ranferi Hernández Acevedo acontecido en Guerrero, al cierre de la XXXVII Jornada Global por Ayotzinapa.

Por la mañana, padres y madres de los 43 así como estudiantes que los acompañaron liberaron la caseta de Tlalpan en la Ciudad de México donde difundieron información sobre el caso de Ayotzinapa.