POSICIONAMIENTO | Nos sigues faltando, 43

 

Ayotzinapa, Guerrero a 23 de noviembre de 2019.- Queremos iniciar nuestra Asamblea Nacional Popular con dolor y tristeza condenando la cobarde desaparición por 40 días y asesinato del Compañero Arnulfo Cerón Soriano comprometido luchador social y activista por la presentación con vida de nuestros 43 hijos. Desde aquí exigimos castigo para los responsables materiales e intelectuales de este crimen. En memoria de nuestro compañero lo honramos con un minuto de silencio y con el puño izquierdo en alto como símbolo de que la lucha sigue.

A 63 meses de la desaparición de los estudiantes Normalistas de Ayotzinapa, seguimos sin saber su paradero. El anterior gobierno dilató las indagatorias y anquilosó las pesquisas en una supuesta verdad que se cayó a pedazos y ha provocado las liberaciones de decenas de detenidos. Amparado en esta falsa conclusión el gobierno anterior no quiso buscar más a nuestros hijos, pretendió cerrar el caso y cuando no lo logró le apostó al cansancio de las Madres y Padres de familia. No logró doblegarnos. Aquí seguimos con nuestra voz y exigencia firme como el primer día, gritando con estridencia:  presentación con vida de los 43.

Han sido días dolorosos. Nuestra angustia permanece inmutable, íntegra como el primer día. La pesadilla que inició la noche del 26 de septiembre se ha postergado de manera infinita. Nuestro corazón se desgarra y sangra a todas horas, el dolor no parece tener fin. Nos estamos enfermando. Nos empezamos a morir sin ver a nuestros hijos, así como murió nuestra hermana Minerva Bello, nuestro hermano Tomás Ramírez que no vio la justicia. Los días pasan. Reuniones van reuniones vienen. Pero del paradero de nuestros hijos nada.

El nuevo gobierno ha mostrado voluntad, se han generado otras condiciones para una nueva investigación, se están realizando búsquedas de nuestros hijos, pero no tenemos resultados. Se va cumplir un año de este gobierno sin tener avances concretos. No se han consolidado nuevas líneas de investigación no hay nuevas consignaciones ni detenciones.

Las madres y padres de los 43 tenemos que señalar con claridad los avances del caso. No tenemos compromisos ni con el gobierno ni con los partidos, nuestro deber es la verdad y la justicia, saber dónde están nuestros 43.

Por lo anterior, en este mes diciembre reactivamos nuestra movilización. Llamamos a todos los trabajadores del campo y la ciudad a rearticular la lucha. No será desde el gobierno de donde vengan los cambios, sino del pueblo organizado que debe seguir luchando por la justicia y por un mañana mejor. El arribo de Morena al poder no es garantía de cambios. El poder capitalista sigue incólume, la derecha continúa firme con los medios de comunicación a su servicio. Pacientes aguardan que el gobierno pierda popularidad, que los programas sociales no se consoliden, que el malestar social empiece aflorar. Entonces iniciarán su embestida contra los que luchan por un mañana mejor. Aprendamos de nuestros hermanos de Sudamérica. Lo que sucede en Bolivia es una muestra clara de la voracidad de la derecha, no les interesa la igualdad, les irrita ver a los de abajo en mejores condiciones, quieren todo para ellos y cuando lo pierden están dispuestos a usar la violencia para recuperar el poder. Es una muestra clara de la lucha de clases, es una prueba irrefutable de la necesidad imprescindible de la organización desde abajo.

 

Atentamente

Comité de padres y madres de los 43.

Comité de estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Gro.

¡Porque Vivos se los llevaron, Vivos los queremos!