La defensa de los derechos humanos en la Montaña de Guerrero se hace con el corazón por delante ¡Siempre cuesta arriba y con la fuerza de los pueblos!.

¡Se parte de este movimiento por la igualdad y la justicia!

PROGRAMA DE RADIO | Comunidades indígenas toman medidas ante la pandemia y la hambruna que se viene en la Montaña de Guerrero

Escucha aquí:

Comunidades indígenas toman medidas ante la pandemia y la hambruna que se viene en la Montaña de Guerrero

Dejamos el programa de radio para que lo escuche, en la voz Abel Barrera Hernández:

 

Policias comunitarios de la CRAC-PC de la comunidad de El Paraíso mantienen un reten ante el coronavirus en Guerrero. Con gel antibacterial y cubrebocas en la carretera Ayutla-Mexcaltepec.

Tlapa, Guerrero, a 08 de abril de 2020. Llega la pandemia y con ello llegará la hambruna en las comunidades indígenas de la Montaña. El covid-19, un virus de apenas 0.00002 centímetros ha puesto en jaque a la humanidad. Varios países se encuentran en cuarentena para frenar el contagio de este pequeño ser vivo que ronda en el mundo. En México hay más de 2 mil personas contagiadas y hasta el día de ayer había 125 muertes por el virus. En Guerrero aumentan a 41 los contagios y se mantiene en tres muertes. Las autoridades advirtieron que los próximos 15 días serán cruciales para México y Guerrero.

En el programa de radio: Tlaltoltlapalehuilistli “La Palabra que Ayuda”, Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, abordó la crisis de la pandemia en la Montaña. Uno de los elementos fundamentales es la desinformación que existe en las comunidades indígenas sobre el coronavirus. Pese a todo, las comunidades con la poca información que tienen se han dado cuenta que la emergencia sanitaria merece seriedad tanto que han decidido, en asamblea comunitaria, cerrar los caminos para que no se contagien del virus por las personas que lleguen de fuera.

La Montaña se ha caracterizado por contar con culturas como la Me’phaa, Na savi y nahuas. Históricamente han padecido el látigo de la discriminación y la pobreza. Ha sido el epicentro de los temblores como el de las luchas sociales, sin más alternativa las comunidades optan por tomar las calles y gritar para ser escuchados por las autoridades. Uno de los problemas de las familias ha sido el acceso a la salud, el derecho a la alimentación, educación y el derecho al acceso al agua. En estos momentos cuando más se requiere de centros de salud y hospitales, pero sólo se cuenta con un Hospital General en Tlapa, sin embargo, no están atendiendo a las personas que se sospecha que tienen coronavirus, al menos hay resistencia. De tres ventiladores que hay, sólo uno es de utilidad. Es un problema que se viene arrastrando desde antes de la pandemia. Tlachinollan tienen registrado 7 muertes maternas desde 2017 a 2020.

El derecho a la alimentación es otro de los temas nodales ante la crisis que atravesamos. Se requiere de una dotación de granos a las familias que apenas si les alcanza para comer al día. “Quédate en casa” es una medida fundamental, pero muchas familias de la Montaña no tienen garantizado el alimento. Otro problema es que muchas comunidades no cuentan con agua en tiempos donde el líquido vital es de suma relevancia.

Tlachinollan hace un llamado a las personas para que tomen las medidas necesarias para la no propagación del virus. También el llamado es para las autoridades locales que deberían estar atendiendo la crisis sanitaria, pero desde luego económica también. Al contrario, las autoridades han limitado la dotación del agua. Los presidentes municipales deben tomar con mucha seriedad el problema que enfrentamos con la pandemia, ni siquiera hay control para que la propagación disminuya. Si las autoridades siguen así y sin que exista una propuesta de programas emergentes habrá hambruna en la Montaña. Otro tema que se debe tener presente es la población jornalera y las y los migrantes que regresan de Estados Unidos.