VIDEO | Sin educación niñas y niños Ñuu Savi |

0

El Coyul, se ubica en el Municipio de Cochoapa El Grande, municipio que ocupa el segundo lugar en rezago social, marginación y pobreza extrema a nivel nacional y estatal; 75,81% de la población es analfabeta y tiene el menor índice de desarrollo humano.

Las niñas y niños Ñuu Savi tienen como únicas opciones educativas un preescolar y una escuela primaria. Ambos centros educativos se encuentran sobrepoblados, no cuentan con los maestros/as suficientes y la infraestructura es deficiente.

Apesar de que las autoridades comunitarias, madres y padres de familia interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CODDEHUM) las autoridades de Guerrero no han acatado la Recomentación en la que la Comisión ratifica que el derecho a la educación de la niñez indígena no está siendo garantizada.

 

INFORMACIÓN SOBRE EL CASO

El Centro de Educación Preescolar Indígena “30 de abril” con clave 12DCC0103S, fue fundado el 19 de septiembre en 1982 y la Escuela Primaria “Ignacio Manuel Altamirano” con clave 12PB0462J, fue fundada el 17 de junio en 1964.

Desde su fundación el preescolar había sido atendido por un solo docente, quien tenía a su cargo la dirección, la administración, la intendencia y además un número de más de ochenta niñas y niños a quienes les impartía clases. Era evidente que un solo docente no podía atender los tres grupos por lo que a partir del 2012 llegó otro docente, pero paralelamente la matrícula aumentó.

PREESCOLAR

En el ciclo escolar 2012-2013 el preescolar contaba con un total de 90 alumnas/os; en el período 2013-2014 con 115 y en el ciclo 2014-2015 con 138. En el ciclo 2015-2016 la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) expidió una circular en la que advertía que si no se contaba con suficientes docentes, no era necesario que se atendiera al primer grado. Luego de ello, los dos únicos docentes que están a cargo del preescolar, decidieron dar clases únicamente al grupo de segundo grado y al tercer grado, dejando a las niñas y niños de primero (50 alumnas/os) sin el goce pleno al derecho de la educación.

En este ciclo escolar 2016-2017 en el preescolar se atiende a un total de 93 alumnas/os pero sigue desatendido al primer grado con un total aproximado de 30 alumnas/ os.

PRIMARIA

En el caso de la Escuela Primaria Federal Bilingüe “Ignacio Manuel Altamirano”, actualmente está conformada por doce grupos pero sólo cuenta con siete docentes, una de ellas tiene la función de directora encargada y además tiene a su cargo a un grupo, lo que impide que las niñas y niños tengan acceso a clases de calidad y que los docentes puedan impartir clases satisfactorias.

En el ciclo escolar 2015-2016 el primer grado se conformó por 53 alumnas/os, en segundo grado por 53, en tercer grado por 52, en cuarto grado por 75, en quinto grado 55 y en sexto grado por 36 alumnas/os, es decir, un total de 324 estudiantes.

La sobrepoblación en los salones de clase hace que los alumnos/as presenten un retraso en los conocimientos básicos, lo que les impide un desarrollo integral pleno.

Es por esta razón, que desde hace más de once años la comunidad de El Coyul se organizó para realizar solicitudes de personal docente ante las instancias correspondientes, desafortunadamente hasta la fecha no han tenido una respuesta a la petición de proporcionar la plantilla completa de docentes que se requiere.

Si bien, el propio Supervisor de la Zona Escolar No. 032 corroboró que existe un rezago educativo por la carencia del personal docente; la petición de la Autoridad Municipal, la Asociación del Comité de Padres de Familia del Preescolar “30 de abril” y de las y los representantes de la Asociación del Comité de Padres de Familia de la Escuela Primaria Federal Bilingüe “Ignacio Manuel Altamirano” no es atendida y por lo tanto, el goce pleno del derecho a la educación de las niñas y niños de la comunidad de El Coyul, no está garantizado.

QUEJA CODDEHUM

Ante la falta de garantía al derecho a la educación, el 16 de noviembre de 2016, la autoridad municipal,las madres y padres de familia interpusieron una queja formal ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CODDEHUM), por actos violatorios a los derechos humanos, cometidos de manera directa por el Secretario de Educación Guerrero, el Director de Educación Guerrero y el Delegado Regional de Servicios Educativos de la Montaña Alta.

El 29 de marzo de 2017, la CODDEHUM notificó a las autoridades estatales la Recomendación 022/2017. En dicha Recomendación la CODDEHUM insta al Secretario de Educación Guerrero, José Luis González de la Vega para que “a la brevedad se tomen las medidas pertinentes con la finalidad de proveer de forma permanente los docentes que sean necesarios para el Centro de Educación Preescolar 30 de abril y la escuela Primaria Federal Bilingüe Ignacio Manuel Altamirano, a fin de “restituir a los niños y niñas, el goce de su derecho a la educación; gire instrucciones a quien corresponda para que inicie y determine el procedimiento administrativo que establece la ley de responsabilidades de los servidores públicos del estado y los municipios, en contra del Delegado Regional de Servicios Educativos Montaña Alta, con sede en la Ciudad de Tlapa de Comonfort, Guerrero, por vulnerar los derechos de petición, de educación e igualdad de los quejosos; debiendo informar a la CODDEHUM del inicio hasta la resolución que se emita en el procedimiento citado; así como garantizar a ambos Centros Educativos la infraestructura educativa que asegure a las niñas y niños una educación digna y de calidad en términos de los previsto en el artículo tercero constitucional”.

Hasta el momento las autoridades estatales, particularmente la Secretaría de Educación Guerrero no ha realizado las acciones necesarias para cumplir con las Recomendaciones de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero, para restituir el derecho a la educación de las y los niños de El Coyul, y así puedan desarrollarse plenamente. De igual forma, esto contribuye a la prevalencia del analfabetismo, la marginación, la discriminación, y la pobreza extrema que existe en la Región de la Montaña.

Dicha omisión evidencia la falta de compromiso para garantizar a la niñez el derecho básico a la educación y se suma a la violación de otros derechos fundamentales como son: la salud, el agua potable, la alimentación, vivienda digna, entre otros.

Pese a que las autoridades hacen oídos sordos, existe el compromiso de la comunidad, las madres y los padres y de la niñez misma para erradicar esta situación que constituye múltiples violaciones a los derechos humanos de la niñez indígena.

Share.

About Author

Leave A Reply