Boletín/ Sentencia firme a un año del asesinato de dos normalistas

BOLETÍN DE PRENSA

Sentencia firme a un año del asesinato de dos estudiantes normalistas

 Tlapa, Guerrero a 5 de septiembre de 2017.- A casi un año del asesinato de los estudiantes normalistas Jonathan Morales Hernández y Filimón Tacuba Castro durante un ataque a una unidad de transporte público en el kilómetro cuatro de la carretera Chilpancingo-Tixtla, cuatro personas acusadas del crimen fueron sentenciados a 60 años de cárcel además de haber fijado la reparación del daño para una de las víctimas. 

 El 17 de agosto de este año el Tribunal de enjuiciamiento Penal dio inicio al juicio oral en el que se desahogaron más de 40 pruebas testimoniales y periciales, concluyendo el 23 con el fallo condenatorio. Ayer, 4 de septiembre, tuvo lugar la audiencia de individualización de las sanciones y reparación del daño, en la que los jueces impusieron una pena de prisión de sesenta años a cada uno de los acusados.

No obstante la condena impuesta a los autores materiales del múltiple y violento asesinato, el móvil no quedó dilucidado cabalmente dado que las personas acusadas formaban parte de un grupo armado que cometió diversos crímenes en Chilpancingo con el mismo modus operandi, sin que mereciera la intervención de las autoridades para ubicar y detener a los agresores.

Fue hasta el 4 de octubre 2016 cuando este grupo asesinó a dos estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, que viajaban en una Urvan de servicio público, cuando el caso despertó preocupación de las autoridades y decidieron actuar, ubicando y deteniendo a los agresores, sin embargo a la fecha hay coacusados prófugos, además de que la Fiscalía no investigó si estas personas pertenecían a una estructura y organización criminal determinada, aunque dado  su actuar violento en la ciudad de Chilpancingo con toda impunidad, genera una convicción de que no actuaban solos, por el contrario contaban con una estructura que hacía posible sus movimientos en la ciudad y les aseguraba impunidad.     

 La sentencia, representa un logro importante de justicia para las víctimas ante un contexto de violencia que sigue golpeando la zona, sin embargo la Fiscalía tiene mucho por hacer en este caso para su total esclarecimiento y poder ofrecer verdad a las víctimas.

El asesinato de los normalistas es un caso paradigmático de la violencia generalizada que se vive en Guerrero y la vulnerabilidad en que se encuentran los ciudadanos de a pie que por caminar en una calle o abordar un medio de transporte en el lugar y la hora equivocada puede perder la vida, mientras los gobernantes siguen tratando de ocultar esta realidad que nos lacera.    

El próximo 11 de septiembre el Tribunal de enjuiciamiento penal con sede en Chilpancingo llamó a otra audiencia en la cual se explicará la sanción de 60 años y la forma de reparación del daño. Además de dejar abierta la posibilidad para aportar pruebas que tomen en consideración emitir alguna cantidad exacta para la reparación.

 Jonathan era originario de Saucitos municipio de Tecoanapa y Filimón de Apantla comunidad de Ayutla de los Libres y este año se graduarían como profesores.  El cuatro de octubre de 2016 perdieron la vida así como otras dos personas luego del ataque con arma de fuego perpetrado por sujetos que iban a bordo del transporte público.

Centro de Derechos Humanos Tlachinollan

foto:Internet