NOTA INFORMATIVA | Ayotzinapa: el telón de fondo para la verdad y la justicia

Ayotzinapa, Guerrero, a 24 de agosto de 2019. La Asamblea Nacional Popular (ANP), presidida por las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014, sesionó en la Escuela Normal de Ayotzinapa para hacer el plan de actividades como parte de la exigencia de la aparición con vida de los estudiantes desaparecidos y exigieron agilizar las investigaciones y la búsqueda de los 43.

La travesía de las madres y de los padres de Ayotzinapa que han tenido que caminar entre el dolor y la esperanza continúa. Las horas se han tornado cada ves más pesadas con la lentitud de la búsqueda de sus hijos por parte de las autoridades. A pesar de que al final del túnel hay una luz que se avizora aún martillea la duda de que los gobiernos poco les interesa más de 45 mil desaparecidos en México y 43 estudiantes normalistas.

A unos días de que se cumplan cinco años de la desaparición de los normalistas es importante señalar en retrospectiva que la lucha de las madres y los padres ha sido incansable. Han tenido que deshilvanar los hilos de la impunidad en todo el proceso de lucha, sin embargo, el momento más importante es cuando el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) hace añicos la “verdad histórica”. El gobierno federal de Enrique Peña Nieto había sido el principal encubridor de los responsables de haber participado en los hechos trágicos de Iguala. La lucha de las madres y de los padres ha tenido que sortear los obstáculos, incluso de la represión de los cuerpos policiacos del Estado. La lucha ha sido dura, pero inclaudicable. Las últimas batallas han logrado la firma de un decreto presidencial con la creación de una Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia con el gobierno de la cuarta transformación. Se ha nombrado el Fiscal Especial para el Caso Ayotzinapa. Cabe mencionar que en estos momentos hay un proceso de trámites para la conformación y la consolidación de la Comisión de Investigación. En este sentido, las madres y los padres de los 43 han cuestionado que a nueve meses no se esté avanzando en mucho ya que la prioridad es encontrar a sus hijos.

Doña Hilda Hernández da lectura al pronunciamiento de las madres y padres de los normalistas desaparecidos:

A casi cinco años de aquella noche infame que se ha prolongado sin que haya avisos de un claro amanecer, las madres y padres de familia seguimos firmes dando la batalla por la presentación de nuestros 43 hijos. Queremos agradecer a todas y todos la lucha que han dado por la presentación de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa. Sabemos que cada 26 salen a las calles para exigir al gobierno que presente con vida a nuestros hijos, desde sus lugares donde viven no escatiman tiempo ni recursos para dedicarle la causa de los 43, elaboran mantas, pancartas y salen a los lugares públicos a manifestarse por la verdad y la justicia. Durante estos largos años las organizaciones sociales de la Ciudad de México caminan con nosotros todos los días del 26, nos abrazan, nos consuelan, nos ven llorar amargamente y saben de la desgarradura que nuestros corazones sufren por la ausencia de nuestros más preciados tesoros. Gracias por no dejarnos solos, por nuestros estudiantes desaparecidos. Gracias por no olvidar que nos faltan 43. Gracias por seguir acompañándonos a la ANP.

Queremos informarles que el gobierno actual ha mostrado voluntad política para investigar y buscar a los 43. Se creo la Comisión de Investigación para la Verdad y Acceso a la Justicia para el Caso Ayotzinapa que dirige Alejandro Encinas, quien ha mostrado un compromiso claro con el caso y ha entregado su esfuerzo por encontrarlos. La Comisión realiza esfuerzos de búsqueda. Nos tranquiliza el nombramiento del Fiscal Especial para la Investigación y Litigación en el caso Ayotzinapa, que se nombró en la Fiscalía General de la República, y el regreso del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, así como la participación de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en México que participan en los esfuerzos de la investigación y búsqueda. Sin embargo, nos preocupa la lentitud con que caminan las cosas, ha transcurrido más de medio año para el nombramiento del Fiscal Especial, para el regreso del GIEI y la participación de la ONU en las investigaciones del caso. Pareciera que más allá de Alejandro Encinas, el aparato estatal no se mueve para encontrar a los 43 desaparecidos. El ejército mexicano y la policía federal parecen instituciones intocables e indiferentes en el caso, cuando a nuestro juicio no solo se tendría que participar en la búsqueda de los 43 en tanto tienen el control de la seguridad en el territorio del país y los cuerpos de inteligencia, sino que varios de sus elementos son responsables de la desaparición de nuestros hijos, porque estuvieron en distintos escenarios de la agresión de los 43 y porque toda la mecánica de los hechos indica que su presencia no fue para prevenir las graves violaciones a los derechos humanos sino para confabularse con los perpetradores y desaparecer a los jóvenes. Por ello, la cadena de mando debería de tomar medidas para rendir cuentas de lo acontecido, poner a disposición toda la información que se disponga a los órganos de justicia, a sus miembros que resulten responsables en la desaparición de los 43. Sin embargo, vemos todo lo contrario. Por su parte, la Fiscalía General de la República no le pone empeño al caso, pretende dejar sólo al Fiscal Especial y consideramos que todo el aparato estatal debe volcarse a la investigación y buscar a los 43. Ahora Morena tiene el gobierno y las condiciones para hacerlo, pero en la vía de los hechos esto no sucede. Pese a lo anterior, seguimos luchando incansable hasta encontrar a nuestros hijos. A ustedes les pedimos no claudicar en la lucha por la presentación con vida de los 43. Nosotros pensamos que falta mucho por el cambio, hay mucha pobreza, mucha injusticia, miles de desaparecidos y se sigue saqueando sin medida los bienes naturales de nuestros pueblos indígenas. Por ello, se hace indispensable continuar organizados y luchando para evitar más injusticias, así como para conseguir el cambio verdadero.

Varias organizaciones del país refrendaron su solidaridad y reconocimiento a la lucha de las madres y padres de los 43. A distancia, uno de los embajadores de Venezuela saludó y se solidarizó con la lucha de las familias de desaparecidos, maestros de Ecuador y el Salvador y de la misma forma se solidarizó Diana Hernández, hija de Ranferi Hernández, luchador social, asesinado de la manera más atroz, así como las y los damnificados de la Ciudad de México.

La Asamblea Nacional Popular llegó a la conclusión de que el país atraviesa por un cambio de forma, pero no de fondo. Los asesinatos, las desapariciones de personas, los desplazamientos forzados de familias, las represiones y criminalización de la lucha social, asesinatos de líderes sociales y comunitarios singuen, en fin, el continuum de la violencia sistemática. La pobreza, la marginación y el olvido de múltiples sectores sociales, principalmente los pueblos originarios de México no ha cambiado.

Ante un sinfín de agravios, la ANP insistió una y otra vez en la unidad de las luchas para enfrentar a un sistema que reproduce la impunidad y corroído por las corruptelas en las estructuras de poder; para agrietar los muros del silencio y sacar la voz contra los feminicidios y para transformar esta sociedad desangrada, esto podría empezar cuando la verdad y la justicia llegue para las familias que un padecido la enfermedad más cruenta de estos tiempos: la violencia confabulada entre los gobiernos y las sombras de la macrocriminalidad.

Mencionar que del 15 al 27 de septiembre las madres y los padres de los 43 estarán realizando actividades relacionadas con la exigencia por la presentación de sus hijos.