La defensa de los derechos humanos en la Montaña de Guerrero se hace con el corazón por delante ¡Siempre cuesta arriba y con la fuerza de los pueblos!.

¡Se parte de este movimiento por la igualdad y la justicia!

NOTA INFORMATIVA | Pasos importantes en la lucha por la verdad y la justicia en el caso Ayotzinapa

Tlapa, Guerrero, a 30 de junio de 2020. Después de que las madres y padres de los 43 normalistas, el 26 de junio en la acción global por Ayotzinapa y México realizada virtualmente hicieran fuertes reclamos de falta de avances en el caso y amagaran con irrumpir en la movilización en las calles el próximo 26 de julio, la Fiscalía General de la República informó de 46 órdenes de aprehensión contra servidores públicos de Guerrero, la detención de Ángel Casarrubias alias “el Mochomo”, concluyendo que “se acabó la verdad histórica”.

El Fiscal general dio cuenta que el 24 de junio de 2020 detuvo a José Ángel Casarrubias Salgado, líder del grupo criminal “Guerreros Unidos”, en el Estado de México, personaje clave en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas el 26 de septiembre de 2014. Con esta detención las madres y padres consideran que se puede “obtener información relevante respecto al paradero de los jóvenes”.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado de las madres y los padres de los 43, “precisó que “cuando sucedieron los hechos, José Ángel Casarrubias era el principal líder del grupo delincuencial Guerreros Unidos. Él dirigía, él ordenaba y toda la prueba recabada nos indica que él era el que estaba al frente del grupo delictivo, razón por cual posee información privilegiada del paradero de los 43 estudiantes”.

La detención de José Ángel Casarrubias, la orden de captura contra Tomás Zeron y las 46 órdenes de aprehensión emitidas contra funcionarios de Guerrero, constituyen pasos importantes en la ruta por conocer la verdad de lo ocurrido el 26 de septiembre de 2014 en Iguala. Son los primeros pasos en los que se ve condensada la voluntad política que este gobierno ha mostrado en el caso Ayotzinapa.

No obstante, la verdad y justicia están lejos de alcanzarse. Las autoridades deberán procesar y sancionar a miembros de las fuerzas de seguridad que operaron en Iguala la noche del 26 de septiembre de manera directa e indirecta para agredir a los estudiantes de Ayotzinapa y tendrán el reto de implementar los mecanismos legales para acercarse a los detenidos y obtener información sobre el paradero de los jóvenes desaparecidos.

Es importante detener a los funcionarios del más alto nivel que construyeron la mentira histórica con la intención deliberada de ocultar la verdad y el paradero de los 43 estudiantes desaparecidos, por lo tanto, es urgente que se proceda a la detención y extradición inmediata de Tomás Zeron de Lucio artífice de la llamada “verdad histórica” y prófugo de la justicia.

La información vertida por el Fiscal General fortalece el ánimo de los padres de familia de los 43 en un contexto de encierro provocado por la pandemia que ocasionó el Covid-19 y de inactividad en las acciones de lucha y búsqueda de sus hijos y los coloca en la ruta de lucha por dar con el paradero de los 43.